Saltar al contenido

Pastel de queso japonés con solo 3 ingredientes: receta fácil y deliciosa

junio 11, 2024

El pastel de queso japonés se ha vuelto extremadamente popular en los últimos años debido a su textura ligera y esponjosa. A diferencia de los pasteles de queso tradicionales, este pastel se elabora con solo 3 ingredientes principales, lo que lo hace increíblemente fácil de hacer en casa. En esta receta, te mostraremos cómo hacer este delicioso pastel con ingredientes que probablemente ya tengas en tu despensa.

Ingredientes necesarios para el pastel de queso japonés

Para hacer este pastel de queso japonés, solo necesitarás tres ingredientes principales:

  1. Queso crema: 250 gramos
  2. Huevos: 3
  3. Azúcar: 100 gramos

El queso crema es el ingrediente estrella de esta receta, ya que es lo que le da la textura suave y cremosa al pastel. Los huevos y el azúcar también son importantes para crear esa esponjosidad característica del pastel de queso japonés.

Preparación paso a paso

Preparación del queso crema

Primero, asegúrate de que el queso crema esté a temperatura ambiente para que sea más fácil de mezclar. Puedes ablandarlo dejándolo fuera del refrigerador durante unos minutos. Luego, coloca el queso crema en un tazón y bátelo con una batidora eléctrica o a mano hasta obtener una textura suave y sin grumos.

Preparación de los huevos

Para separar las claras de las yemas, rompe los huevos y vierte las claras en un tazón aparte. Bate las claras con una batidora eléctrica hasta que se formen picos suaves. Luego, agrega las yemas a otro tazón y bátelas hasta que estén bien incorporadas.

Combina los ingredientes

Agrega las yemas batidas al queso crema y mézclalas suavemente hasta obtener una mezcla homogénea. A continuación, incorpora las claras a punto de nieve a la mezcla anterior y mezcla con movimientos suaves y envolventes. Es importante no mezclar en exceso para que las claras sigan aireadas y contribuyan a la esponjosidad del pastel.

Descubre más  Comida para Halloween fácil de hacer: 5 ideas terroríficas y deliciosas

Horneado del pastel

Prepara un molde redondo de unos 20 cm de diámetro y cúbrelo con papel de hornear. Vierte la mezcla en el molde y asegúrate de que esté nivelada. Precalienta el horno a 160 grados Celsius y hornea el pastel durante aproximadamente 45-50 minutos, o hasta que esté dorado en la parte superior y se sienta firme al tacto.

Enfriamiento y desmoldado

Una vez que el pastel esté completamente cocido, retíralo del horno y déjalo enfriar a temperatura ambiente durante unos 10-15 minutos. Luego, transfiérelo al refrigerador y déjalo enfriar durante al menos 2 horas antes de desmoldarlo. Para desmoldar el pastel, pasa un cuchillo por los bordes del molde y luego coloca un plato encima del molde y gíralo boca abajo para que el pastel caiga sobre el plato.

Consejos y variaciones

Consejos adicionales para obtener un pastel de queso japonés perfecto

Si deseas personalizar tu pastel de queso japonés, puedes ajustar la cantidad de azúcar según tu preferencia. También puedes agregar saborizantes como extracto de vainilla o ralladura de limón para darle un toque extra de sabor. Para decorar el pastel, puedes utilizar frutas frescas, salsa de fruta o espolvorear azúcar glas por encima.

Variaciones de la receta

Además de la receta básica, puedes experimentar con diferentes variaciones del pastel de queso japonés. Por ejemplo, puedes agregar matcha en polvo para obtener un sabor verde o añadir chocolate derretido para hacer un pastel de queso con chocolate. También puedes incorporar frutos secos como nueces o almendras para darle un toque crujiente. Recuerda que al modificar los ingredientes, es posible que afectes la textura y el sabor del pastel.

Descubre más  Luis quiere hacer una tarta con galletas cuadradas - Aprende paso a paso cómo hacer esta deliciosa receta

Conclusión

Hacer un delicioso pastel de queso japonés con solo 3 ingredientes es más fácil de lo que parece. Con un poco de paciencia y siguiendo las instrucciones paso a paso, puedes disfrutar de un pastel de queso ligero y esponjoso en la comodidad de tu hogar. ¡Anímate a probar esta receta y sorprende a tus familiares y amigos con un postre irresistible!