Saltar al contenido

Qué hacer con los calçots que sobran: deliciosas recetas para aprovecharlos

octubre 26, 2023
recetas con calcots

Los calçots son una deliciosa variedad de cebolla típica de la cocina catalana. Son conocidos por su sabor dulce y tierno, y se suelen asar a la parrilla y comer acompañados de una salsa llamada romesco. Sin embargo, es común que después de una comida o evento queden calçots sobrantes. En este artículo, te traemos algunas deliciosas recetas para aprovechar esos calçots y evitar el desperdicio alimentario.

Recetas para aprovechar los calçots sobrantes

1. Sopa de calçots

Una de las mejores formas de aprovechar los calçots sobrantes es preparando una sopa. Para ello, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Calçots sobrantes (alrededor de 10 unidades)
  • Caldo de verduras
  • Pan tostado
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Para preparar la sopa de calçots, sigue los siguientes pasos:

  1. Asa los calçots sobrantes a la parrilla hasta que estén tiernos.
  2. Pela los calçots y córtalos en trozos pequeños.
  3. En una olla, calienta el caldo de verduras y añade los calçots.
  4. Cocina a fuego medio durante 15 minutos.
  5. Tritura la sopa con una licuadora o batidora de mano hasta obtener una consistencia suave.
  6. Sirve la sopa caliente, acompañada de pan tostado y un chorrito de aceite de oliva. ¡Deliciosa!

2. Ensalada de calçots y queso de cabra

Otra opción para aprovechar los calçots sobrantes es preparar una fresca ensalada. Aquí tienes los ingredientes que necesitarás:

  • Calçots sobrantes (aproximadamente 8 unidades)
  • Lechuga
  • Tomates cherry
  • Queso de cabra
  • Aceite de oliva
  • Vinagre balsámico
  • Sal y pimienta al gusto

Para hacer la ensalada de calçots y queso de cabra, sigue estos pasos:

  1. Asa los calçots sobrantes a la parrilla hasta que estén tiernos.
  2. Pela los calçots y córtalos en trozos pequeños.
  3. Lava y corta la lechuga y los tomates cherry.
  4. En un bol, mezcla la lechuga, los tomates cherry, los calçots y el queso de cabra en trozos.
  5. Añade sal, pimienta, aceite de oliva y vinagre balsámico al gusto.
  6. Mezcla bien todos los ingredientes y sirve la ensalada fría. ¡Una combinación deliciosa!
Descubre más  Patatas a la brasa papel aluminio: deliciosas recetas paso a paso

3. Tortilla de calçots

Si te gustan las tortillas, no puedes dejar de probar esta receta con calçots sobrantes. Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • Calçots sobrantes (alrededor de 6 unidades)
  • Huevos
  • Cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Para hacer la tortilla de calçots, sigue estos pasos:

  1. Asa los calçots sobrantes a la parrilla hasta que estén tiernos.
  2. Pela los calçots y córtalos en trozos pequeños.
  3. Pela y corta la cebolla en juliana.
  4. En una sartén con un poco de aceite de oliva, cocina la cebolla hasta que esté dorada.
  5. Añade los calçots a la sartén y saltea todo durante unos minutos.
  6. Bate los huevos en un bol aparte, añade sal y pimienta al gusto.
  7. Agrega los calçots y la cebolla salteada al bol con los huevos batidos y mezcla bien.
  8. En una sartén con un poco más de aceite de oliva, vierte la mezcla y cocina la tortilla por ambos lados hasta que esté dorada.
  9. Sirve la tortilla caliente y disfruta de su sabor único.

4. Calçots rellenos de carne

Una forma innovadora de aprovechar los calçots sobrantes es utilizarlos como base para rellenarlos con carne. Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • Calçots sobrantes (4-6 unidades)
  • Carne picada (puede ser de cerdo, ternera, pollo o pavo)
  • Cebolla
  • Pimiento rojo
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta al gusto

Para preparar los calçots rellenos de carne, sigue estos pasos:

  1. Asa los calçots sobrantes a la parrilla hasta que estén tiernos.
  2. Pela los calçots y córtalos por la mitad en sentido longitudinal.
  3. Pela y corta la cebolla y el pimiento rojo en trozos pequeños.
  4. En una sartén con un poco de aceite de oliva, cocina la cebolla y el pimiento hasta que estén dorados.
  5. Agrega la carne picada a la sartén y cocina hasta que esté bien cocida.
  6. Rellena cada mitad de calçot con la mezcla de carne, cebolla y pimiento.
  7. Pon los calçots rellenos en una bandeja para horno y hornéalos a 180°C durante 15 minutos.
  8. Sirve los calçots rellenos calientes y disfruta de esta delicia.
Descubre más  ¡Aprende cómo se hacen las papas noisette de forma casera! Receta paso a paso

5. Calçots en tempura

Una técnica culinaria interesante para aprovechar los calçots sobrantes es la tempura. Estos son los ingredientes que necesitarás:

  • Calçots sobrantes (alrededor de 8 unidades)
  • Harina de trigo
  • Agua fría
  • Huevo
  • Sal y pimienta al gusto
  • Aceite para freír

Para hacer los calçots en tempura, sigue estos pasos:

  1. Asa los calçots sobrantes a la parrilla hasta que estén tiernos.
  2. Pela los calçots y córtalos por la mitad en sentido longitudinal.
  3. En un bol, bate el huevo y añade la harina de trigo y el agua fría, hasta obtener una masa suave y homogénea.
  4. Añade sal y pimienta al gusto a la masa.
  5. Sumerge los calçots en la masa y asegúrate de que estén bien cubiertos.
  6. En una sartén con abundante aceite caliente, fríe los calçots en tempura hasta que estén dorados y crujientes.
  7. Retíralos del aceite y colócalos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.
  8. Sirve los calçots en tempura como aperitivo o acompañamiento. ¡Un bocado delicioso!

Sugerencias adicionales para aprovechar los calçots sobrantes

1. Congelar los calçots sobrantes

Si no tienes tiempo para utilizar los calçots sobrantes de inmediato, una buena opción es congelarlos. Para ello, sigue estos pasos:

  1. Lava y pela los calçots sobrantes.
  2. Corta los calçots en trozos pequeños o déjalos enteros, según tus preferencias.
  3. Coloca los calçots en bolsas de congelación y ciérralas herméticamente.
  4. Etiqueta las bolsas con la fecha y guárdalas en el congelador.

De esta forma, podrás utilizar los calçots congelados en futuras recetas, como sopas, guisos o tortillas.

2. Deshidratar los calçots sobrantes

Otra manera de aprovechar los calçots sobrantes es deshidratándolos para obtener un condimento en polvo que podrás utilizar en diferentes platos. Sigue estos pasos:

  1. Lava y pela los calçots sobrantes.
  2. Corta los calçots en rodajas finas.
  3. Coloca las rodajas de calçots en una bandeja para horno, asegurándote de que estén separadas.
  4. Deja los calçots en el horno a baja temperatura (alrededor de 80°C) durante varias horas, hasta que estén completamente secos y crujientes.
  5. Retira los calçots del horno y déjalos enfriar.
  6. Tritura los calçots deshidratados en un procesador de alimentos o molinillo hasta obtener un polvo fino.
  7. Guarda el condimento en polvo en un recipiente hermético y úsalo para sazonar tus platos favoritos.
Descubre más  Cuánto arroz se necesita para una taza de medida | Cuánto es una taza de arroz

Conclusiones

Los calçots sobrantes pueden ser aprovechados de diversas formas en la cocina. Desde sopas y ensaladas hasta tortillas y platos rellenos, hay una gran variedad de recetas que te permitirán disfrutar de todo su sabor. Además, congelar los calçots sobrantes y deshidratarlos son opciones adicionales que te permitirán aprovecharlos en el futuro. No desperdicies los calçots sobrantes y pon en práctica estas deliciosas recetas.

¡No desperdicies los calçots sobrantes y disfruta de nuevas y sabrosas recetas!