Saltar al contenido

Cómo se hace la salsa César casera | Receta para prepararla en casa

mayo 30, 2024
salsa cesar casera

La salsa César es una de las salsas más populares y deliciosas que existen. Se trata de una salsa cremosa y llena de sabor que se originó en México en la década de 1920. Fue creada por el chef Caesar Cardini y se hizo famosa en su restaurante en Tijuana, donde se servía junto con una ensalada de lechuga romana, croutones y queso parmesano. A lo largo de los años, esta salsa se ha convertido en un favorito de muchos, y hoy en día se puede encontrar en prácticamente cualquier restaurante o supermercado. Aunque existen muchas versiones comerciales, hacer la salsa César casera es muy fácil y garantiza un sabor auténtico y fresco.

Ingredientes necesarios

Para hacer la salsa César casera, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Hojas de lechuga romana: Esta variedad de lechuga es la ideal para la salsa César, ya que tiene un sabor suave y crujiente.
  • Queso parmesano: El queso parmesano rallado aporta un sabor salado y rico a la salsa.
  • Ajo: El ajo picado le da un sabor intenso y característico a la salsa.
  • Mayonesa: La mayonesa es la base de esta salsa, aportando cremosidad y textura.
  • Jugo de limón: El jugo de limón fresco le da un toque ácido y refrescante a la salsa.
  • Mostaza: La mostaza es un elemento clave que realza los sabores de la salsa César.
  • Salsa Worcestershire: Esta salsa inglesa, con su sabor umami, le da profundidad y complejidad a la salsa.
  • Vinagre: El vinagre aporta un toque ácido y equilibra los sabores de la salsa.
  • Yema de huevo: La yema de huevo ayuda a emulsionar la salsa, creando una consistencia suave y cremosa.
  • Sal y pimienta: Estos condimentos son clave para sazonar la salsa a tu gusto.
Descubre más  Famosa salsa italiana con carne picada y sofrito: Cómo hacer una deliciosa salsa boloñesa casera

Pasos para hacer la salsa César casera

Paso 1: Preparar los ingredientes

Antes de comenzar a hacer la salsa César casera, asegúrate de tener todos los ingredientes listos:

  1. Lava y pica las hojas de lechuga romana: Lava cuidadosamente las hojas de lechuga romana y pícalas en trozos pequeños.
  2. Ralla el queso parmesano: Ralla el queso parmesano para obtener la cantidad deseada.
  3. Pela y pica el ajo: Pela los dientes de ajo y pícalos finamente.

Paso 2: Hacer la salsa base

En un bol, mezcla la mayonesa, el ajo picado, el jugo de limón, la mostaza, la salsa Worcestershire, el vinagre y la yema de huevo. Bate bien hasta obtener una mezcla homogénea.

Paso 3: Agregar los ingredientes característicos

Incorpora el queso parmesano rallado a la salsa base y mezcla bien para que se integre correctamente. Añade sal y pimienta al gusto.

Paso 4: Añadir la lechuga romana

Añade las hojas de lechuga romana picada a la salsa y mezcla delicadamente para que las hojas de lechuga se cubran de salsa.

Paso 5: Reposar y servir

Deja reposar la salsa en el refrigerador durante al menos 30 minutos para que los sabores se mezclen. Sirve la salsa César casera con croutones y más queso parmesano por encima.

Consejos útiles para hacer la salsa César casera

Aquí tienes algunos consejos adicionales para hacer la mejor salsa César casera:

  • Personaliza la salsa: Si deseas darle un toque adicional, puedes agregar anchoas en conserva, salsa picante o incluso aguacate para darle un toque único a tu salsa César casera.
  • Almacena correctamente: Si te sobra salsa, guárdala en un frasco hermético en el refrigerador. Se mantendrá fresca durante varios días.
  • Acompañamientos: La salsa César casera es perfecta para acompañar ensaladas, pollo a la parrilla, tacos de pescado o incluso como aderezo para hamburguesas. ¡Sé creativo!
Descubre más  Cómo hacer salsa picante con guindillas secas - Receta de salsa de guindillas - LA NACION

Conclusiones

Hacer la salsa César casera es más fácil de lo que parece y vale la pena el esfuerzo. Con esta receta, podrás disfrutar de una salsa César auténtica y deliciosa en la comodidad de tu hogar. Personalízala a tu gusto y disfruta de su sabor cremoso y sabroso. ¡Anímate a prepararla y sorprende a tus invitados en tu próxima comida!