Saltar al contenido

Ajo blanco con harina de habas: receta paso a paso para disfrutar de esta deliciosa versión

mayo 25, 2024
ajo blanco con harina de habas

El ajo blanco es un plato tradicional de la gastronomía mediterránea que se caracteriza por su sabor refrescante y su textura cremosa. Originario de Andalucía, este plato se ha convertido en todo un clásico de la cocina española y se ha popularizado en todo el mundo.

En esta ocasión, te presentamos una variante deliciosa y nutritiva del ajo blanco: la versión con harina de habas. La harina de habas, que se obtiene a partir de las habas secas molidas, añade un toque especial y enriquece el plato con su sabor único y sus propiedades nutricionales.

Beneficios de consumir ajo blanco con harina de habas

Consumir ajo blanco con harina de habas puede aportar numerosos beneficios para la salud. Estos son algunos de ellos:

  • Propiedades antioxidantes: El ajo blanco contiene alicina, un compuesto antioxidante que ayuda a proteger el cuerpo contra los radicales libres y reducir el riesgo de enfermedades.
  • Alto contenido de proteínas: La harina de habas es rica en proteínas vegetales, lo que la convierte en una excelente opción para vegetarianos y veganos.
  • Beneficios para la salud cardiovascular: Tanto el ajo blanco como la harina de habas son alimentos que pueden ayudar a mejorar la salud del corazón, gracias a su contenido en nutrientes como el potasio y la fibra.
  • Propiedades antiinflamatorias: El ajo blanco y la harina de habas contienen compuestos que pueden ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo y aliviar los síntomas de enfermedades como la artritis.

Además, la harina de habas es una excelente fuente de hierro, zinc y vitaminas del grupo B, lo que la convierte en un complemento ideal para una dieta equilibrada y saludable.

Descubre más  Sopa de cebolla Thermomix: el delicioso paso a paso en velocidad cuchara

Ingredientes necesarios para preparar ajo blanco con harina de habas

Para preparar esta deliciosa versión de ajo blanco, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • 300 g de habas secas
  • 4 dientes de ajo
  • 100 g de almendras crudas
  • 1 rebanada de pan blanco sin corteza
  • 2 cucharadas de vinagre de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Agua

Cada uno de estos ingredientes cumple una función específica en la receta, desde las habas que serán la base de nuestra harina, hasta el pan que ayudará a darle textura al ajo blanco. Asegúrate de tener todos los ingredientes antes de comenzar la preparación.

Paso a paso: cómo preparar ajo blanco con harina de habas

Paso 1: Remojar las habas durante la noche

El primer paso para preparar el ajo blanco con harina de habas es remojar las habas secas durante la noche. Esto ayudará a ablandarlas y facilitará su trituración.

Coloca las habas en un recipiente y cúbrelo con agua. Deja que las habas se remojen durante al menos 8 horas.

Paso 2: Preparar la harina de habas

Una vez que las habas estén bien remojadas, escúrrelas y tritúralas en un procesador de alimentos o una licuadora potente hasta obtener una harina fina.

Puedes tamizar la harina si deseas obtener una textura aún más suave. Reserva la harina de habas para utilizarla más adelante.

Paso 3: Preparar la base del ajo blanco

En un mortero, machaca los dientes de ajo pelados con un poco de sal hasta obtener una pasta. Si no tienes mortero, puedes picar los ajos finamente y mezclarlos con sal en un recipiente.

Descubre más  Cómo se hacen los chulitos de yuca crujientes - Receta y video

Añade las almendras crudas y continúa machacando hasta obtener una pasta homogénea.

Remoja la rebanada de pan blanco sin corteza en agua durante unos segundos y escúrrela bien. Agrega el pan al mortero y mezcla bien con el ajo y las almendras.

Por último, incorpora el vinagre de vino blanco y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Mezcla bien hasta obtener una textura cremosa.

Paso 4: Incorporar la harina de habas al ajo blanco

Añade la harina de habas al mortero poco a poco, mezclando bien después de cada adición. Continúa incorporando la harina hasta lograr la consistencia deseada.

Recuerda que puedes ajustar la cantidad de harina según tus preferencias personales. Si deseas un ajo blanco más espeso, agrega más harina. Si prefieres una consistencia más ligera, utiliza menos harina.

Paso 5: Refrigerar y servir

Una vez que hayas incorporado toda la harina de habas al ajo blanco, transfiere la mezcla a un recipiente y refrigera durante al menos 2 horas.

Antes de servir, verifica la sazón y ajusta si es necesario. Sirve el ajo blanco frío y decora con un chorrito de aceite de oliva virgen extra, unas almendras picadas y hojas de menta fresca.

Consejos y variaciones para personalizar tu ajo blanco con harina de habas

Si deseas personalizar aún más tu ajo blanco con harina de habas, aquí te dejamos algunas ideas:

  • Añade un poco de comino en polvo para darle un sabor extra.
  • Prueba a sustituir las almendras por avellanas o nueces para variar el sabor y la textura.
  • Agrega unas hojas de hierbabuena o cilantro fresco para darle un toque de frescura.
  • Experimenta con diferentes aceites de oliva para añadir matices de sabor.
Descubre más  ¡Descubre cómo se hace el pan tumaca con la receta tradicional!

Recuerda que la clave está en probar y adaptar la receta a tus preferencias personales. ¡Deja volar tu imaginación y crea tu propio ajo blanco con harina de habas!

Cómo incorporar ajo blanco con harina de habas a tu dieta

El ajo blanco con harina de habas es un plato versátil que se puede incorporar de varias formas a tu dieta diaria. Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Disfrútalo como entrante en una comida o cena, acompañado de crudités de verduras.
  • Úsalo como aderezo para ensaladas, aportando un sabor único y refrescante.
  • Combínalo con otros platos tradicionales de la cocina mediterránea, como salmorejo o gazpacho.
  • Úsalo como base para salsas o dips, aportando un toque cremoso y nutritivo.

La versatilidad del ajo blanco con harina de habas permite agregar un toque especial a tus comidas diarias y disfrutar de su sabor único de múltiples formas.

Conclusiones

El ajo blanco con harina de habas es una deliciosa versión de un plato clásico de la gastronomía mediterránea. Además de su sabor refrescante y su textura cremosa, esta receta aporta numerosos beneficios para la salud gracias a la harina de habas, que agrega un toque especial y enriquece el plato con sus nutrientes y propiedades antioxidantes.

Anímate a preparar esta receta paso a paso y disfruta de una alternativa nutritiva y sabrosa al ajo blanco tradicional. ¡No te arrepentirás!