Saltar al contenido

Rosquillas caseras de toda la vida – Aprende a hacerlas paso a paso

febrero 1, 2024
rosquillas caseras

Las rosquillas caseras, con su sabor tradicional y su textura irresistible, son uno de los dulces más populares en muchos países. Su preparación puede variar según la región, pero en este artículo te enseñaremos cómo hacer unas deliciosas rosquillas caseras siguiendo una receta paso a paso.

Ingredientes para las rosquillas caseras

  • 300 gramos de harina
  • 100 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • 100 gramos de mantequilla
  • 120 ml de leche
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • Ralladura de limón
  • Aceite para freír
  • Azúcar glas para decorar

Preparación de la masa de las rosquillas

Para hacer la masa de las rosquillas caseras, sigue estos pasos:

Paso 1: Mezcla los ingredientes secos

En un recipiente, mezcla la harina, el azúcar y la levadura en polvo.

Paso 2: Incorpora la mantequilla y los huevos

Añade la mantequilla derretida y los huevos a la mezcla de ingredientes secos.

Paso 3: Agrega la leche y la ralladura de limón

Incorpora la leche poco a poco y mezcla hasta obtener una masa homogénea. Agrega la ralladura de limón y continúa amasando.

Paso 4: Amasa la masa

Amasa la masa durante unos minutos hasta que esté suave y elástica.

Paso 5: Deja reposar la masa

Cubre la masa con un paño limpio y déjala reposar durante al menos una hora para que se desarrolle su sabor.

Forma de las rosquillas

Una vez que la masa ha reposado, es hora de darle forma a las rosquillas caseras.

Paso 1: Estira la masa

Estira la masa con un rodillo hasta obtener un grosor de aproximadamente medio centímetro.

Paso 2: Corta las rosquillas

Utiliza un cortador de galletas o un vaso para cortar las rosquillas. Haz un agujero en el centro de cada rosquilla.

Descubre más  Como hacer merengue en el horno: Receta fácil y deliciosa

Paso 3: Deja reposar las rosquillas

Coloca las rosquillas en una bandeja enharinada y déjalas reposar durante unos minutos.

Fritura de las rosquillas

La fritura es un paso importante para obtener unas rosquillas caseras deliciosas.

Paso 1: Calienta el aceite

Calienta suficiente aceite en una sartén profunda a fuego medio-alto. La temperatura ideal del aceite es de aproximadamente 180 grados Celsius.

Paso 2: Fríe las rosquillas

Con cuidado, coloca las rosquillas en el aceite caliente y fríelas hasta que estén doradas por ambos lados.

Paso 3: Escurre el exceso de aceite

Coloca las rosquillas en papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Decoración y presentación de las rosquillas

Una vez que las rosquillas están fritas, puedes decorarlas y presentarlas de diferentes formas.

Algunas opciones de decoración son espolvorear azúcar glas por encima, bañarlas en glaseado o sumergirlas en chocolate derretido.

Para presentar las rosquillas, puedes colocarlas en un plato decorativo o ensartarlas en palillos para crear una torre de rosquillas.

Consejos adicionales para hacer rosquillas caseras

  • Si prefieres un sabor más intenso, puedes agregar esencia de vainilla o canela a la masa de las rosquillas.
  • Las rosquillas caseras se mantienen frescas durante varios días si se guardan en un recipiente hermético.
  • Si quieres hacer rosquillas rellenas, puedes incorporar mermelada o crema pastelera en el centro antes de freírlas.

Conclusión

Las rosquillas caseras son un dulce clásico que puede disfrutarse en cualquier momento del día. Con esta receta paso a paso, puedes hacer tus propias rosquillas deliciosas y sorprender a familiares y amigos. Sigue los consejos y trucos proporcionados y disfruta de unas auténticas rosquillas caseras. ¡Buen provecho!

Descubre más  Cómo hacer un helado de vainilla: receta fácil y deliciosa en casa