Saltar al contenido

¿Cómo se hace la salsa blanca? Receta tradicional y fácil

abril 6, 2024
salsa blanca en proceso

La salsa blanca es una preparación clásica en la cocina que se utiliza en numerosas recetas y platos. Su popularidad se debe a su versatilidad y su capacidad para realzar el sabor de diversos ingredientes. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer la salsa blanca de forma tradicional y fácil, utilizando ingredientes simples que seguro tienes en tu despensa.

I. ¿Qué es la salsa blanca?

La salsa blanca, también conocida como bechamel, es una salsa de origen francés que se caracteriza por su color blanco y su textura cremosa. Se prepara a partir de una mezcla de mantequilla y harina, a la cual se le agrega leche para obtener la consistencia deseada. Esta salsa es muy versátil y se utiliza en una gran variedad de recetas, desde lasañas y pastas hasta gratinados y croquetas.

II. Ingredientes necesarios para hacer salsa blanca

Para hacer la salsa blanca tradicional, necesitarás los siguientes ingredientes:

– Mantequilla: Utilizaremos mantequilla sin sal para controlar la cantidad de sal en la salsa.

– Harina: La harina se utilizará como espesante en la salsa.

– Leche: Utilizaremos leche entera para obtener una textura cremosa.

– Sal, pimienta blanca y nuez moscada: Estos condimentos se agregarán para sazonar la salsa al gusto.

III. Receta tradicional para hacer salsa blanca

A continuación, te presentamos los pasos para hacer la salsa blanca tradicional:

A. Preparación de la base de la salsa blanca

  1. Derrite la mantequilla en una sartén a fuego medio.
  2. Agrega la harina y mezcla bien para formar un roux.
  3. Cocina el roux a fuego lento hasta que adquiera un color dorado claro.

B. Agregar líquido a la salsa blanca

  1. Agrega gradualmente la leche fría al roux, revolviendo constantemente para evitar grumos.
  2. Continúa revolviendo hasta que la salsa espese y alcance la consistencia deseada.
Descubre más  Cómo hacer salsa cheddar para papas fritas: receta casera y deliciosa

C. Sazonar la salsa blanca

  1. Añade sal, pimienta blanca y nuez moscada al gusto.
  2. Mezcla bien los condimentos en la salsa blanca.

IV. Consejos adicionales para hacer salsa blanca perfecta

Para obtener una salsa blanca perfecta, te recomendamos seguir estos consejos:

– Utiliza ingredientes de calidad: La mantequilla, la harina y la leche son los ingredientes principales de la salsa blanca, por lo que es importante elegir productos frescos y de buena calidad.

– Controla el calor: Cocina el roux a fuego lento para evitar que se queme y adquiera un sabor amargo.

– Mezcla constantemente: Al agregar la leche al roux, es importante mezclar constantemente para evitar la formación de grumos.

V. Variaciones de la salsa blanca

Además de la receta tradicional, existen diversas variaciones de la salsa blanca que puedes incorporar en tus preparaciones. Algunas de las más populares son:

– Salsa de queso: Agrega queso rallado a la salsa blanca para obtener una deliciosa salsa de queso.

– Salsa de champiñones: Saltea champiñones en mantequilla y añádelos a la salsa blanca para obtener una salsa de champiñones cremosa.

VI. Usos culinarios de la salsa blanca

La salsa blanca se utiliza en una amplia variedad de platos y recetas. Algunos de los usos culinarios más comunes son:

– Lasañas y pastas: La salsa blanca se utiliza para dar cremosidad a las lasañas y a las pastas.

– Gratinar: Se utiliza para gratinar platos como lasañas, papas y vegetales.

– Croquetas: La salsa blanca se utiliza para elaborar la bechamel que se utiliza como base para las croquetas.

VII. Conclusión

Hacer salsa blanca en casa es muy fácil y te permite añadir un toque cremoso y delicioso a tus platos favoritos. Esperamos que esta receta te haya sido útil y que te animes a experimentar con diferentes variaciones y usos de la salsa blanca. ¡Buen provecho!

Descubre más  ¿Cómo se hace la salsa tártara? Receta fácil y deliciosa