Saltar al contenido

Cómo hacer chipirones guisados con patatas: la mejor receta en español

mayo 21, 2024
plato de chipirones guisados

Los chipirones guisados con patatas son un plato clásico de la cocina española que ha ganado popularidad en todo el mundo. Esta deliciosa receta destaca por la combinación perfecta de los tiernos chipirones, también conocidos como calamares pequeños, con las suaves y sabrosas patatas. En este artículo, te enseñaremos paso a paso cómo hacer esta receta en español, considerada por muchos como la mejor. Prepárate para disfrutar de una explosión de sabores mediterráneos en tu paladar.

I. ¿Qué son los chipirones y cómo elegirlos?

Los chipirones son una variedad de calamares pequeños, tiernos y de sabor suave. A diferencia de otros calamares, los chipirones no tienen aletas laterales y son más pequeños en tamaño. A la hora de elegir los chipirones más frescos, es importante observar su aspecto: la carne debe ser firme, blanca y libre de cualquier mancha o decoloración. Además, siempre es recomendable comprar chipirones enteros en lugar de los que vienen enlatados o congelados, ya que tendrán un sabor y textura mucho más auténticos.

II. Ingredientes requeridos para hacer chipirones guisados con patatas

  • 500 gramos de chipirones frescos
  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento verde
  • 1 tomate maduro
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva extra virgen
  • Sal y pimienta al gusto

Estos ingredientes son fundamentales para lograr el sabor auténtico de los chipirones guisados con patatas. Las patatas aportarán suavidad y textura a la receta, mientras que la cebolla, el ajo, el pimiento y el tomate agregarán un toque de frescura y sabor mediterráneo. El vino blanco será el encargado de realzar los sabores de todos los ingredientes. No te olvides de utilizar aceite de oliva extra virgen de buena calidad para potenciar aún más los sabores.

III. Preparación de los chipirones

Para preparar los chipirones, es importante limpiarlos adecuadamente. Comienza lavando los chipirones en agua fría para eliminar cualquier residuo o impureza. Luego, retira las cabezas y las vísceras. Puedes reservar las cabezas para utilizarlas como base para un caldo de pescado casero. Después, corta los chipirones en anillos y sécalos bien con papel absorbente. Recuerda no cocinar los chipirones durante mucho tiempo, ya que podrían volverse gomosos o duros.

Descubre más  Receta de urta a la roteña: delicioso plato tradicional para disfrutar en casa

IV. Preparación de las patatas

Las patatas deben ser peladas y cortadas en cubos medianos. Si lo prefieres, puedes dejar la piel para agregar un poco más de textura al plato. Una vez peladas, enjuaga las patatas y sécalas ligeramente con una servilleta de papel. Para realzar su sabor, sazona las patatas con sal y pimienta al gusto o incluso con tus especias favoritas, como pimentón ahumado o romero.

V. Cómo guisar los chipirones y las patatas

En una olla grande, calienta un poco de aceite de oliva a fuego medio-alto. Agrega la cebolla y el ajo picados finamente, y cocina hasta que estén dorados. A continuación, añade el pimiento verde cortado en trozos pequeños y el tomate maduro rallado. Cocina durante unos minutos hasta que los ingredientes se ablanden.

Agrega los chipirones picados a la olla y revuelve bien para que se mezclen con las verduras. Luego, vierte el vino blanco y cocina a fuego lento durante 10 minutos para permitir que los sabores se mezclen. Añade las patatas cortadas en cubos y suficiente agua caliente para cubrir todos los ingredientes. Cocina a fuego medio-bajo durante unos 30 minutos o hasta que las patatas estén tiernas.

Prueba la mezcla y ajusta la sal y la pimienta según sea necesario. Si lo deseas, puedes agregar más especias para resaltar los sabores. Cocina durante unos minutos más hasta que todos los sabores se integren. Retira la olla del fuego y deja reposar durante unos minutos antes de servir.

VI. Presentación y sugerencias de acompañamiento

Para presentar los chipirones guisados con patatas, puedes colocarlos en un plato grande, asegurándote de distribuir las patatas y los chipirones de manera uniforme. Puedes decorar el plato con perejil fresco picado o un chorrito de aceite de oliva extra virgen. Para acompañar este delicioso plato, puedes servir un buen pan rústico y una copa de vino blanco seco, que realzará aún más los sabores mediterráneos.

Descubre más  Arroz con calamares de lata fácil - Receta sencilla para disfrutar en casa

VII. Consejos y variaciones

Si deseas hacer alguna variación en la receta, puedes agregar algunas especias como pimentón, comino o cilantro para darle un toque diferente. Además, puedes utilizar otros tipos de patatas, como las patatas nuevas o las patatas moradas, que le darán un aspecto más llamativo al plato. Si prefieres una versión más ligera, puedes cocinar los chipirones y las patatas al vapor en lugar de guisarlos.

VIII. Conclusiones

Los chipirones guisados con patatas son una auténtica delicia de la cocina española. Con su combinación perfecta de sabores mediterráneos y su textura suave y tierna, esta receta se ha convertido en un clásico que no puede faltar en tu repertorio culinario. Sigue los pasos de esta receta y disfruta de una comida casera llena de sabores exquisitos. Anímate a probar los chipirones guisados con patatas y sorprende a tus seres queridos con un plato que refleja lo mejor de la gastronomía española. ¡Buen provecho!