Saltar al contenido

Albóndigas de merluza y langostinos de Karlos Arguiñano: ¡Descubre cómo hacerlas paso a paso!

noviembre 9, 2023
albondigas deliciosas y apetitosas

Las albóndigas de merluza y langostinos son una receta deliciosa y sofisticada que combina a la perfección los sabores suaves de la merluza con la intensidad de los langostinos. Esta receta, creada por el famoso chef Karlos Arguiñano, te sorprenderá por su simplicidad y sabor sorprendente. En este artículo, te enseñaré cómo hacer estas albóndigas paso a paso, para que puedas disfrutar de este platillo en la comodidad de tu hogar.

Ingredientes necesarios

Para hacer las albóndigas de merluza y langostinos, necesitarás los siguientes ingredientes:

  • Merluza: 500 gramos
  • Langostinos: 250 gramos
  • Pan rallado: 100 gramos
  • Huevos: 2 unidades
  • Perejil: al gusto
  • Ajo: 2 dientes
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
  • Aceite de oliva: para freír

Preparación de las albóndigas de merluza y langostinos

Paso 1 – Preparación de los langostinos

Lo primero que debes hacer es pelar y limpiar los langostinos. Retira la cáscara y la cabeza, y reserva estas últimas para hacer un delicioso caldo de langostino más adelante. Asegúrate de quitar la vena intestinal de los langostinos, ya que puede tener un sabor amargo.

Paso 2 – Elaboración del caldo de langostino

Aprovechando las cáscaras y cabezas de los langostinos, puedes hacer un sabroso caldo de langostino para darle aún más sabor a tus albóndigas. Para hacer el caldo, necesitarás los siguientes ingredientes adicionales:

  • Cebolla: 1 unidad
  • Ceniza: 1 unidad
  • Zanahoria: 1 unidad
  • Puerro: 1 unidad
  • Agua: 1 litro

En una olla, agrega las cáscaras y cabezas de los langostinos junto con la cebolla, la ceniza, la zanahoria y el puerro, previamente lavados y cortados en trozos grandes. Cubre con agua y lleva a ebullición. Reduce el fuego y deja que el caldo se cocine a fuego lento durante aproximadamente 30 minutos. Luego cuela el caldo y resérvalo para más tarde.

Descubre más  Lentejas con chorizo Thermomix - Juani de Sevilla: Receta fácil y deliciosa

Paso 3 – Preparación de la masa de las albóndigas

Para hacer la masa de las albóndigas, necesitarás la merluza previamente limpia y los langostinos ya pelados. En un recipiente amplio, coloca la merluza desmenuzada y los langostinos y mézclalos bien. Añade el pan rallado, los huevos, el perejil picado finamente, los ajos picados y sazona con sal y pimienta al gusto. Mezcla todos los ingredientes con las manos hasta obtener una masa homogénea y bien integrada.

Paso 4 – Formación y cocción de las albóndigas

Ahora es el momento de formar las albóndigas con la masa que preparamos anteriormente. Toma porciones de masa con las manos y dales forma redonda. Si la masa se pega demasiado, puedes tener las manos húmedas para facilitar el proceso. Una vez formadas las albóndigas, puedes refrigerarlas durante unos minutos antes de cocinarlas para que mantengan su forma.

Las albóndigas se pueden cocinar de diferentes maneras, dependiendo de tus preferencias y disponibilidad de tiempo. Puedes freírlas en una sartén con un poco de aceite de oliva hasta que estén doradas por todos lados. También puedes hornearlas en el horno precalentado a 180 grados Celsius durante aproximadamente 20 minutos, o cocinarlas al vapor si prefieres una opción más saludable. Sea cual sea el método de cocción que elijas, asegúrate de que las albóndigas estén bien cocidas en el centro antes de servirlas.

Presentación de las albóndigas de merluza y langostinos

Opción 1 – Albóndigas en salsa de langostinos

Si quieres realzar aún más el sabor de las albóndigas, puedes hacer una deliciosa salsa de langostinos para acompañarlas. Para hacer la salsa, necesitarás los siguientes ingredientes adicionales:

  • Cebolla: 1 unidad
  • Ajo: 2 dientes
  • Tomate: 2 unidades
  • Caldo de langostino: 250 ml
  • Vino blanco: 100 ml
  • Harina: 1 cucharada
  • Aceite de oliva: 2 cucharadas
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto
Descubre más  Cómo hacer pollo rustido con tomate y cebolla de manera fácil ¡Disfruta de una deliciosa receta casera!

En una sartén, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo picados. Sofríe hasta que estén dorados y añade los tomates picados. Cocina a fuego medio hasta que los tomates se hayan deshecho. Agrega la harina y remueve bien para que se integre con el resto de los ingredientes. Añade el vino blanco y el caldo de langostino, y cocina a fuego lento hasta que la salsa espese. Añade sal y pimienta al gusto. Cuando la salsa haya alcanzado la consistencia deseada, añade las albóndigas y cocínalas a fuego lento durante unos minutos más para que se impregnen del sabor de la salsa.

Para servir, puedes colocar las albóndigas y la salsa sobre un lecho de arroz blanco o pasta al dente, y espolvorear con perejil picado fresco.

Opción 2 – Albóndigas con salsa de tomate

Si prefieres una opción más clásica, puedes hacer una salsa de tomate casera para acompañar las albóndigas. Para hacer la salsa, necesitarás los siguientes ingredientes adicionales:

  • Cebolla: 1 unidad
  • Ajo: 2 dientes
  • Pimiento rojo: 1 unidad
  • Zanahoria: 1 unidad
  • Tomate: 4 unidades
  • Aceite de oliva: 3 cucharadas
  • Azúcar: 1 cucharadita
  • Sal: al gusto
  • Pimienta: al gusto

En una sartén, calienta el aceite de oliva y añade la cebolla y el ajo picados. Sofríe hasta que estén dorados y añade el pimiento rojo y la zanahoria picados. Cocina a fuego medio hasta que las verduras estén tiernas. Añade los tomates picados y el azúcar, y cocina a fuego lento hasta que los tomates se hayan deshecho y la salsa haya espesado ligeramente. Añade sal y pimienta al gusto. Cuando la salsa haya alcanzado la consistencia deseada, añade las albóndigas y cocínalas a fuego lento durante unos minutos más para que se impregnen del sabor de la salsa.

Descubre más  Como hacer el solomillo de pavo al horno: la mejor receta paso a paso

Para servir, puedes acompañar las albóndigas con patatas fritas o una ensalada fresca, y espolvorear con perejil picado fresco.

Consejos y recomendaciones adicionales

  • Elige langostinos frescos y de buena calidad para garantizar un sabor óptimo en las albóndigas.
  • Puedes agregar otros ingredientes a la masa de las albóndigas, como queso rallado o especias adicionales, para personalizar el sabor.
  • Si te sobran albóndigas, puedes refrigerarlas en un recipiente hermético durante 2-3 días, o congelarlas para utilizarlas en otra ocasión.
  • Experimenta con diferentes salsas o guarniciones para acompañar las albóndigas y descubre tus combinaciones favoritas.
  • Presenta las albóndigas de manera atractiva en el plato, añadiendo elementos de color y textura para darle un toque visualmente agradable.

Conclusión

Las albóndigas de merluza y langostinos de Karlos Arguiñano son una opción gourmet y deliciosa que sorprenderá a tus invitados o a tu familia. Con ingredientes simples y siguiendo los pasos detallados en esta receta, podrás disfrutar de unas albóndigas tiernas y jugosas, llenas de sabor. Experimenta con diferentes opciones de presentación y salsas para crear tu propia versión de este plato clásico. ¡No dudes en probar esta receta y deleitarte con su exquisito resultado!